¿Se puede comer un alimento que se ha caído al suelo? “Solo si han pasado menos de 5 segundos…” Responderá seguramente alguien.

Este es un de los mitos más extendidos y aceptados, sobre la seguridad alimentaria, asumiendo, por alguna razón, que ese es el tiempo mínimo que le lleva a una bacteria al acecho llegar hasta tu trozo de bocadillo y contaminarlo por completo.

 

En realidad esta afirmación no deja de ser más que un dicho popular que por repetición ha terminado por calar en el subconsciente de la gente y ha llegado a transmitirse de generación en generación, siendo un habitual consejo de madre.

Es además, una creencia popular extendida universalmente y fruto de ello se han hecho experimentos para demostrar su base científica en Universidades como la de Connecticut en EEUU o la de Aston en Reino Unido, durante los cuales se ha demostrado que la transmisión de bacterias es prácticamente inmediata y todo depende del estado de la superficie donde haya caído el alimento.

Es decir, en un hogar o una oficina donde acostumbramos a limpiar a diario, los microorganismos presentes en el suelo, no diferirán demasiado de los que pueda haber en cualquier otra superficie de contacto y la probabilidad de que estos sean causantes de una infección es realmente baja, pues tan solo un pequeño porcentaje de las bacterias nos pueden hacer enfermar.

Por otro lado debemos tener en cuenta las defensas naturales de nuestro cuerpo frente a los microbios, lo cual nos puede hacer estar todavía más tranquilos y no rechazar ese porcentaje de comida que se nos cae, hayan pasado medio segundo o 25.

Este y otros pequeños trucos, nos ayudarán a reducir el desperdicio alimentario en los hogares y aprovechar mejor los alimentos. Eso sí, soplar tan pronto como coges el alimento del suelo puede ayudar a limpiarlo y quitarle polvo… ¡E incluso podéis pedir un deseo!

mujer flor color niño oscuridad polvo resplandecer de cerca nariz templo ojo cabeza belleza soplar labios rojos

Categorías: Información general

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *